Cambios en nuestros cuerpos: 15ª semana.



En el momento en que entramos en el segundo trimestre de embarazo, el bebé empieza a crecer y también el volumen de sangre de nuestro cuerpo. Por ello, es posible que alguna vez se produzcan sangrados por la nariz o por las encías cuando nos lavamos los dientes. Que eso no te preocupe.

El embarazo se está asentando, y siempre que el médico no vea impedimentos, ahora es un buen momento para empezar a realizar algún ejercicio. Ejercicios suaves como nadar o caminar. También se puede practicar Yoga, un grupo de ejercicios que te ayudarán mucho a la hora del parto.

A partir de ahora, es probable que el ginecólogo le proponga realizar la amniocentesis. Se trata de coger una pequeña cantidad de líquido amniótico con una fina aguja para comprobar con el análisis del líquido que el embarazo transcurre correctamente. Si quieres saber más, puedes visitar este enlace AMNIOCENTESIS.

Aun es posible que sientas cambios de humor. Que en un momento te encuentres feliz y en otros momentos tristes, pero ten paciencia porque todo es pasajero. Los cambios hormonales, los cambios físicos, las preocupaciones y tu cambio en la forma de vida pueden provocarte que estés más despistada y olvidadiza.

Un consejo: Sigue poniéndote crema hidratante para evitar la aparición de estrías y también es recomendable que se tome el sol con protección.

El bebé:

Apenas mide más de 10 cm, y ronda los 50 gramos. Los huesos, aun cartilaginosos continúan formándose. Los músculos también, para ello el bebé mueve los brazos, las piernas, boca... Además, gracias a que aun es pequeño, por ahora podrá moverse con cierta facilidad.
También se alarga el cuello y la cabeza se separa del cuerpo. La piel, que es muy fina aun sigue desarrollándose, y empiezan a apreciarse el primer vello. Normalmente se observa primeramente en las cejas y cabeza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...