SEMANA 26 DE EMBARAZO.

Hasta ahora tu presión arterial es posible que se encontrara un poco baja. Por eso, hasta la semana 24 o 25, muchas mujeres se sienten cansadas o mareadas al levantarse. Pero a partir de ahora la presión arterial aumenta ligeramente y vuelve a niveles similares a la que tenías antes del embarazo.

También empezarás a notar que el volumen de tu barriguita empieza aumentar y esto te provocará que tengas más ganas de orinar, que te sientas saciada antes a la hora de comer, que notes dolores de espalda o ciática, digestiones lentas y estreñimiento que puede agravarse si tomas suplementos de hierro.

Aunque aún es pronto, conviene saber  que a partir del tercer trimestre, un 5% de las mujeres sufren de preeclampsia. Si tienes molestias, dolores, retención de líquidos notable, hinchazón o aumentas de peso repentino, conviene acudir al ginecólogo.

El Bebé:

Ya superará los 30 cm de largo y estará cerca del kilo de peso (en general). Cada vez tiene más fuerza y sus músculos empiezan a desarrollarse, cada vez se mueve más y más fuerte, así que lo notarás. En cambio, habrá momentos en que se mantenga dormido y no se mueva… normalmente se mueve cuando la madre permanece más tranquila.



Los oídos están prácticamente desarrollados y ya es capaz de percibir diferentes sonidos.

El pelo empieza a crecer y el lanugo (capa de vello que recubre al bebé) se empieza a desprender para dar paso a la próxima capa de grasa que empezará a retener a partir de ahora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...